top of page
Buscar

Cómo el ejercicio y una buena alimentación pueden ayudar a quienes viven con artritis reumatoide

Los pacientes y los médicos buscan constantemente soluciones a largo plazo para mejorar la calidad de vida de los pacientes con artritis reumatoide (AR).

Un enfoque común para controlar los síntomas de la artritis reumatoide es a través de medicamentos, como los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARDs). Si bien los DMARD siguen siendo importantes en los planes de tratamiento, los pacientes con artritis reumatoide también pueden beneficiarse de trabajar con su equipo de atención para implementar tratamientos integradores, que incluyen cambios en el estilo de vida, como ejercicio, dieta y reducción del estrés. ¿La recomendación número uno para los pacientes con artritis reumatoide? ¡Haz ejercicio regularmente! Mantenerte activo puede ayudarte a mantenerte en movimiento con menos dolor, más energía y una mejor salud mental. De acuerdo con las pautas, los proveedores de salud y los pacientes pueden considerar implementar ejercicios aeróbicos, ejercicios acuáticos, ejercicios de resistencia como entrenamiento con pesas y ejercicios para la mente y el cuerpo, incluidos Pilates, yoga y tai chi. Lo mejor es comenzar a hacer ejercicio lentamente y a tu propio ritmo, así que consulta con tu médico para determinar las actividades físicas adecuadas para ti.

Las recomendaciones también mostraron un apoyo condicional para comer una dieta mediterránea sobre una dieta no definida formalmente. Una dieta mediterránea incluye muchas verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos, semillas y aceite de oliva, junto con cantidades moderadas de pescado y productos lácteos bajos en grasa. La dieta también limita los azúcares agregados, los alimentos altamente procesados ​​y las grasas saturadas.

Si bien la terapia de masajes, las férulas, la fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ofrecer algunos beneficios para la salud de los pacientes con AR, el panel de ACR recomendó condicionalmente no usar suplementos dietéticos, terapia quiropráctica y electroterapia. Sobre todo, las pautas destacan que trabajar con un equipo multidisciplinario de proveedores de atención médica, que puede incluir fisioterapeutas ocupacionales, farmacéuticos u otros profesionales de la salud, es clave para desbloquear los beneficios de la medicina integrativa. Estas pautas pueden ayudarte a ti o a un ser querido que vive con artritis reumatoide a fortalecer sus articulaciones, reducir el dolor general y participar en las actividades que disfruta.


Fuente: American Collegue of Reumathology.


------------

¿Tienes ARTRITIS REUMATOIDE y quieres participar en un estudio clínico con CIREEM para juntos encontrar los mejores tratamientos para tu enfermedad?


POSTULARME A ESTUDIO CLÍNICO:



Commentaires


bottom of page