top of page
Buscar

Cómo afecta el lupus los músculos y los huesos

El Lupus y los músculos

El lupus a menudo causa mialgia o dolores y molestias en los músculos. Con menos frecuencia, el lupus puede causar miositis o inflamación de los músculos, generalmente en las caderas, los muslos, los hombros y la parte superior de los brazos.

El síntoma más común de la miositis es la debilidad muscular. Cuando se tiene miositis lúpica, puede resultar difícil hacer cosas como levantarse de una silla o levantar los brazos. Algunos medicamentos utilizados para tratar el lupus, como los esteroides, también pueden causar debilidad muscular. Este efecto secundario generalmente desaparece cuando deja de tomar el medicamento que lo causó. Hable con su médico antes de suspender cualquier medicamento que le receten. El Lupus y los huesos

Muchos pacientes con lupus desarrollan osteoporosis (baja densidad ósea). Otros problemas óseos, como la necrosis avascular (NAV), son menos comunes que los problemas articulares y musculares. Estos problemas pueden ser graves, especialmente para las personas que toman dosis altas de esteroides para tratar el lupus. Osteoporosis

El lupus aumenta el riesgo de osteoporosis, una enfermedad ósea que debilita los huesos y los hace más propensos a romperse. Otras cosas que aumentan la probabilidad de osteoporosis incluyen: Tomar esteroides como parte de su tratamiento para el lupus - Ser menos activo físicamente cuando el lupus causa dolor y fatiga (sentirse cansado con frecuencia) - Tener bajos niveles de calcio o vitamina D en la sangre. - Tener antecedentes familiares de osteoporosis. - Nefritis lúpica - Ser mayor

La osteoporosis no presenta síntomas, aparte de romperte un hueso, por lo que la única forma de saber si la padece es haciéndose una prueba de densidad ósea. Esta prueba es como una radiografía o una exploración de su cuerpo para medir qué tan fuertes son sus huesos. Si tiene osteoporosis, su médico puede recomendarle un medicamento recetado para mejorar su densidad ósea. Necrosis avascular

La necrosis avascular (NAV) es una afección que provoca la muerte del tejido óseo. Ocurre cuando no hay suficiente flujo sanguíneo en una parte del hueso, lo que provoca que se acumule presión. Con el tiempo, la AVN puede debilitar el hueso hasta que su superficie colapse. Los expertos no pueden predecir quién desarrollará AVN, pero ciertas condiciones hacen que la AVN sea más probable, incluidas lesiones (como una dislocación o fractura), el consumo excesivo de alcohol y la anemia falciforme. En pacientes con lupus, la razón más común de AVN es tomar dosis altas de esteroides para tratar el lupus, especialmente durante un período prolongado. Al principio, los síntomas incluyen dolor en las caderas, las rodillas o los hombros. Más adelante, es posible que tenga rigidez, espasmos musculares y movimiento limitado en las articulaciones afectadas. Si tiene AVN grave, la cirugía puede ayudar con el dolor y la pérdida de movimiento.

Fuente: Lupus.org


------------

¿Tienes LUPUS y quieres participar en un estudio clínico con CIREEM para juntos encontrar los mejores tratamientos para tu enfermedad?


POSTULARME A ESTUDIO CLÍNICO:



Kommentare


bottom of page